Negar que todo cambia es negar la esencia misma de la realidad, pues lo cierto es que nada permanece, ni se pierde, sino que como diría nuestro amigo Drexler citando al químico Lavoisier: “En el universo, nada se crea, nada se destruye, todo se transforma”.

Como hay cosas que cambian hay otras que por su naturaleza sabemos que deben ser inmutables como el valor de la vida, la sonrisa de un niño, la ayuda a un desvalido, la esperanza, el perdón y sobre todo el amor.

Entonces, ¿de qué hablamos cuando hablamos de cambio?

Hablamos de lo jugoso del asunto: la transición, el momento en un tiempo y espacio determinado pero a la vez indeterminado, azaroso, en que sucede un proceso de reformulación de la materia.

Estado Beta se dice a sí mismo, “en construcción permanente”: los cimientos son unos pero el proyecto va modificándose a través del tiempo y de las circunstancias que lo atraviesan

Aprender a ser flexible cuando por ejemplo se nos quema un equipo eléctrico con la caída de un rayo y sentimos que esa situación nos supera.. Y ser fiel a la convicción que nos moviliza y a la responsabilidad de estar frente a un micrófono, de ser comunicadores.

No podemos saber cómo se manifiesta aquello que nos cambie, pero algo es seguro: va a ocurrir inevitablemente.

Les damos la bienvenida a Estado Beta y que comience la función!!!

 

BUCEANDO EL UNDER // El vislumbre del esteko

 

EL SÉPTIMO ARTE // Anomalisa

 

HISTORIAS DE LA MÚSICA // Todo Cambia

 

PROGRAMA COMPLETO

¿QUE PENSAS?