Ser rebelde nos propone un desafío en el aquí y ahora, una oportunidad de cambiar la perspectiva sobre los mandatos que además puede llegar a modificar el entorno.

Tales los casos de conocidas personas a través de la historia de la humanidad: Gandhi, Juana de Arco, Jesús de Nazaret, Tupac Amaru, Pancho Villa, Juana Azurduy,  Madres de Plaza de Mayo, entre otros.  

Ser rebelde es tener una causa, es creer en la esperanza.

Arrojar flores coloridas a tanto paisaje gris y desprolijo.

Buscar.  Dar.

Hoy ser rebelde es hacer las cosas con amor.

Quienquiera ser rebelde puede lograrlo si encuentra el coraje para detenerse y mirar a su alrededor. Para detenerse y escuchar su ser interior. 

Por eso: ¡que se multiplique la rebeldía: Bienvenidos a Estado Beta!!

 

EDITORIAL

 

ENTREVISTA // José Maria Sosa. Fiesta Nacional del Chancho Asado con Pelo

 

COLUMNA // Mauro Vivas. Seguridad Ciudadana

 

PROGRAMA COMPLETO

 

¿QUE PENSAS?