Una vez más la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires demuestra que los libros están más vigentes que nunca.

A diferencia de lo que se piensa en la “era digital” los libros siguen siendo el atractivo más importante para varias generaciones.

Desde el 24 de abril al 12 de mayo, en el predio de La Rural, se celebró el 40 aniversario de esta feria internacional que contó con casi 1.200.000 visitantes y 473 expositores, una de las mejores de todos los tiempos.

Los visitantes pudieron comprar libros a precios promocionales, firmar sus ejemplares por autores como QUINO, Gabriel Rolon, Fernando Sendra, entre otros. Como siempre ha sido,  los más chicos jugaron y aprendieron con los libros. Personalmente me sorprendió que si bien la “era digital” estuvo presente, tuvo poca concurrencia ¿será porque el ser digital se mueve por medios digitales y la gente no se acerca a esos stands?

Varios países estuvieron presentes como Bolivia, Brasil y Estados Unidos brindando conferencias y debates, además de solucionar inquietudes del público.

Ah! Por supuesto que por momentos se complicaba caminar por los pasillos, una enorme cantidad de gente en fila para conseguir las firmas de libros formaban un laberinto humano, digno de un gran evento.

Si algo ha demostrado esta Feria Internacional del Libro es que los libros están vivos y son el mejor recurso para aprender y generar el ser autodidacta.

 

Su amornica y su libro
Autodidacta: su libro y su armonica

 

Algunas fotos de la Feria

 

 

¿QUE PENSAS?